• bajoinfinitasestrellas

A INSUIÑA. ILLA DO MEDAL

Actualizado: 5 ago


Desde que descubrí este maravilloso rincón en @lifepausers quise conocerlo y sentir su fantasía. Unida por un pequeño puente, A ILLA DO MEDAL o INSUÍÑA se encuentra en la provincia de Pontevedra.

Quiso aquella mañana la marea estar baja, pero aún así... la belleza aguardaba junto al agua, al final de este bonito paseo.


Con cada paso, sentía acelerarse más y más mi corazón, recordando la publicación y la información que la acompañaba. Deseaba tanto estar en ella...

Cruzar el pequeño e inolvidable puente levadizo que la une a la costa, fue como adentrarme en un reino sólo para soñadores.

Me fijé en él descubriendo todos y cada uno de sus detalles. Deteniéndome en sus formas y sus pináculos hacia el cielo.

Una inscripción en la entrada dice: "Pequeniña, pero miña" ("Pequenita, pero mía"). Siempre la repetía Medal.

Perteneció en el siglo XX a Antonio Medal, pintor y ceramista, nacido en Ponteareas (1902-1985) que, tras la Guerra Civil se instaló en Arcade y fue director de la famosa fábrica de vajillas Pontesa. Soñé al saberlo, con la fortuna de poder llenar un lienzo en blanco estando allí. Pero... otra sorpresa me aguardaba aún cuando leí más sobre ella... Allí se reunía el pintor con grandes ilustres como: Castelao, Valle Inclán, Cabanillas, Asorey, Laxeiro o Manuel Quiroga. ¡Lo que daría por esconderme tras un árbol y escuchar sus inolvidables tertulias!

En ella, encontrarás: un hórreo, un palomar, un precioso cenador, una balaustrada y diversos objetos arquitectónicos.

Subir las escaleras hacia el cenador fue como ir acercándome más y más a un pedacito de cielo. De ese bonito cielo azul con olor a mar y adornado por las ramas de los pinos verdes.

Todo estaba tan cuidado... En el año 2007 la compró el Ministerio de Medio Ambiente y es evidente la preocupación por conservar y mantener intacta toda su belleza.


Recorrerlo con la vista y deleitarme en sus detalles: en esa preciosa mesa (diseñada por el propio pintor) con un mantel aguardando por el más bello juego de porcelana para tomar un café, la balaustrada, las columnas adornadas sosteniendo la greca de mosaicos y flores... ¡De verdadero ensueño!

Me acerqué con sigilo, cerré los ojos al tiempo que mis manos recorrían el relieve de las florecitas que adornaban el mantel y hasta sentí cómo se movía delicadamente con la suave brisa.

Increíble belleza...

Exquisitos detalles...

Enclavada en la desembocadura del río Verdugo, desde ella se contempla con serena tranquilidad el puente medieval de Pontesampaio, la ría de Vigo y el Monte da Peneda.

Curioso es también el muro con almenas que rodea toda la isla.

Sin duda, un sueño más cumplido y un lugar al que siempre volvería para imaginar, leer, pintar... volar.

Mil gracias una vez más @lifepausers por todas sus bonitas publicaciones y por acercarnos lugares con tanto encanto que son y serán ya inolvidables.

Llena siempre tu corazón de sueños y... en tu camino, logra hacerlos realidad.

.......................................

Fuentes consultadas:




















11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo