top of page
  • bajoinfinitasestrellas

San Tirso de Oseiro

Actualizado: 12 jul 2021


A escasos kilómetros de Coruña y a pocos minutos de Arteixo, se encuentra Oseiro.

Visitar San Tirso de Oseiro formaba parte de nuestros deseos. Habíamos leído sobre esta joya del Románico y con ansia esperamos a que fuese domingo para visitar su interior pues sólo se abre para las celebraciones.

El momento de su fundación se desconoce, pero sí hay un registro histórico datado del año 830 en el que queda constancia de la pertenencia de esta parroquia a la sede iriense, formando parte junto con otros templos de la diócesis de Iria Flavia.

Varios sepulcros hallados alrededor del templo hacen pensar en la existencia de una construcción religiosa altomedieval, hoy desaparecida.


La iglesia que con agrado e ilusión visitamos, fue levantada entre 1161 y 1164 y nos sorprendió gratamente el excelente estado de conservación tanto de su exterior como de su interior. Me acompañaba mi madre y las dos habíamos estado leyendo sobre ella, sobre sus elementos arquitectónicos y sobre su singularidad: estar construida en tres niveles. De hecho, es muy curioso estar dentro y sentir la inclinación que tiene el suelo hasta llegar a la siguiente altura.


Nos detuvimos maravilladas ante la fachada y su rosetón rodeado de molduras y arcos semicirculares.


La puerta está abrazada por arquivoltas y sobre ellas: un tornalluvias. Y más arriba, el precioso rosetón adornado con molduras.














La iglesia tiene una sola nave con cubierta de madera y un ábside rectangular con bóveda de cañón semicircular, a éste se une un nuevo cuerpo (presbiterio). El muro norte tiene una pequeña espadaña para una campana.

Acabada la eucaristía, disfrutamos de unos instantes para acercarnos a ver las bonitas y cuidadas tallas, el altar y los cuadros informativos aludiendo a San Tirso, San Antonio, San Blas, San Roque y la Virgen de la Luz.

Además, guarda el interior un sarcófago antropoide del siglo XII. Habíamos leído sobre él y ello hizo que no pasase desapercibido, pues es bien cierto que se encuentra en el lateral izquierdo y, en el momento de la visita, justo delante, había una mesa que lo tapaba en gran parte.

.

Volveremos a San Tirso y ojalá sea el día de la fiesta, entre campanas, gentes y flores. Este pequeño vídeo que verás a continuación recoge su belleza, deseamos la disfrutes tanto como nosotras.




31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page