• bajoinfinitasestrellas

XXI FEIRA DA CEBOLA CHATA DE MIÑO

Actualizado: 13 ago


El pasado domingo 7 de agosto, Miño celebró por todo lo alto su XXI FEIRA DA CEBOLA CHATA, un encuentro anual que tiene lugar el primer fin de semana de dicho mes. Fue un día lleno de color y alegría, con un programa tan completo y variado que, cada segundo se hizo inolvidable.


Llegar y ver todo tan bonito, fue un regalo sorpresa.

Cada detalle estaba cuidado con tal mimo que... de uno, la vista se iba a otro...

Hortensias azules con sus hojas verdes en cada uno de los puestos, en los rincones...

Fardos de paja para descansar y a la vez para servir de rincón de ensueño a obras de pintura y piezas de cerámica...

Bonitas telas de colores que bailaban con el viento...

Todo, absolutamente todo... creaba un ambiente de belleza y tradición.


Desde las diez de la mañana, los puestos del mercado tradicional aguardaban a los visitantes; al igual que lo hacían los de artesanía. Una mezcla de color, creatividad y gusto por conservar la tradición.

Esta variedad de cebolla la hace única debido a las condiciones del suelo y clima de Miño.

Su bulbo crece más a lo ancho que a lo alto, de ahí su conocido nombre.

Es tierna y con un sabor suave que marida perfectamente con muchos platos... y en especial con el famoso y ya reconocido BOLO MARIÑEIRO DE MIÑO al que dediqué una publicación tiempo atrás y que.. sin duda, sigue haciéndome disfrutar de su sabor y volver a revivir aquel maravilloso día en que tuve el privilegio de asistir a la cocina en vivo y degustación.

Imposible dejar de mirar los puestos, el color dorado y anaranjado de las cebollas tan bien enristradas y el buen gusto en su presentación.


Junto a los puestos de la cebolla, la artesanía cobraba vida en sombreros, camisetas, bisutería, paraguas pintados, tejas decoradas, velas...


Hablando de éstas, de las velas... ¡Qué maravilloso descubrimiento encontrar a ROCIGARCIA y sus bonitas creaciones! Son todas artesanales y con una fragancia de esas que atrapa y confiere magia al ambiente. Te permiten viajar a los recuerdos, sentir la lluvia, el sabor del arroz con leche, el olor de la gardenia, la bergamota, la verbena...

Fue difícil escoger, pero mamá pensó en los tres aromas que más van con nosotras y, sin duda, acertó.

En su instagram @rocigarcia_cereria y en su web, encontrarás tantas posibilidades que también te resultará difícil decidir.

Jazmín para mi madre, Milenrama para mi hermana y Verbena para mí.

A las diez y media en punto y siguiendo rigurosamente el programa, LA DISCOCLETA DEL SEÑOR LILI, se paseó amenizando la feria con su música, sus bromas y sus canciones.


Era todo un espectáculo por sí mismo, a todos nos hizo reír y hasta las burbujas que dejaba a su paso... eran pura magia.


Una sonrisa en la cara de grandes y pequeños y unas melodías que invitaban a bailar.


Bajo la inmensa carpa, una exposición de pinturas con la cebolla chata como protagonista, avivaba el entorno llegándolo de color.

El único requisito que pone el Ayuntamiento es que la obra se comience allí mismo, que la pintura sea en vivo, pudiendo utilizarse cualquier técnica. En esta edición... una bonita acuarela protagoniza la última de las imágenes.

Y a las 12h 30 minutos, Catalina Morado (Concejala de Cultura) nos reunió en el bonito escenario para una sorpresa que realmente me conmovió y emocionó pues es la primera vez que he presenciado un momento así.



Tras anunciar al alcalde que habló de la FERIA y agradeció la participación de todos; se produjo el momento estelar: el inicio del hermanamiento entre dos pueblos.


Llegados de La Pobla de Vallbona (Comunidad Valenciana) y recibidos con la más bonita de las acogidas, allí mismo se intercambiaron regalos, hablaron y saludaron a todos los presentes poniendo en valor la gran tradición de esta FERIA y firmaron el inicio del hermanamiento que se consensuará en el pleno.

Al finalizar el acto, hablando unos minutos con la Concejala, nos dijo que habían recibido la llamada de ellos invitándoles a su primera edición dedicada a la cebolla en su localidad e imaginé la alegría y el orgullo que tuvo que suponer para Miño mientras la escuchaba y es que... una FERIA así, como la de aquí, merece todo el reconocimiento y más. Es increíble ver cómo ha cambiado Miño, cómo apuesta incondicionalmente por la cultura y la tradición, cómo se implica y acerca a los habitantes y a todos los que allí llegamos, recibiéndonos siempre con una sonrisa.

¡Acaso hay algo mejor y más de agradecer!

A continuación, cocina en vivo de la mano de Antonio Amenedo, el cocinero que ya nos deleitó en la DEGUSTACIÓN "BOLO MARIÑEIRO DE MIÑO" (https://www.bajoinfinitasestrellas.com/post/degustación-bolo-mariñeiro-de-miño ) y con el que disfrutamos de su buen hacer y de su amena presentación.

En esta ocasión acompañado de un delicioso vino de uvas Godello y Agudelo.

Y tras la rica degustación, sesión musical a cargo del grupo SonBoleros. Maravilloso escucharlos y cantar las canciones de siempre que tanto me enamoran y que tantas veces he visto disfrutar a mis padres.

Y para comer... allí mismo, la mejor opción con una oferta deliciosa y tan "nuestra". Además de unos precios realmente asequibles. Así es maravilloso... el plan completo.

Ya por la tarde, a las siete... comenzaban los talleres de enristrado de cebollas y de cestería. Mientras llegaba la hora, volvimos al rincón que bellamente exponía piezas de artesanía. ¡Cuánto me gustan!

Me encantaría que entraras en su página o en su perfil de Instagram (@fibrassilvestres). Todas y cada una de las creaciones tienen un encanto tan tan especial... Él fue en encargado del taller de cestería, un auténtico privilegio para los que se animaron y realizaron tan bonitas cosas.

El taller de enristrado de las cebollas se abrió primeramente con la demostración de más de diez mujeres que, en apenas unos segundos, las dispusieron con tal rapidez y alegría que todos nos quedamos sorprendidos y encantados pues... al tiempo, iban hablando con los que allí estábamos, contándonos que había que mojar las tiras para que se doblasen mejor, que la práctica hacía que no te cortases aunque los dedos sufrían y que... la tertulia frente a esta bonita labor, siempre es lo mejor.

Después, el turno de los que quisieron aventurarse. Me pareció tan sobrecogedor que, muchas niñas quisiesen hacerlo... Sentí en ellas que la tradición estará viva para siempre, que de abuelas y madres pasará a ellas, de tías, de primas y vecinas...

Allí estaban, herederas del saber, de la tradición.

Y junto a ellas, los que se atrevieron con los juntos y la cestería.

¡Qué bonito es poner alma y dar vida a aquello que haces con las manos!

Y llegó el momento de probar la empanada, de saborear la cebolla chata en ella y acompañarla de una caña fresquita. Desde las siete y media se vendían ricas variedades y, en apenas unos minutos, no quedó nada de ellas. Nuestra elección: "roxóns con queixo" (Chicharrones con queso) ¡Increíble su sabor!

GRAMOLA YÉ YÉ puso el cierre haciéndonos bailar y cantar. Con una voz preciosa recorrió las canciones de los guateques, imposible no sentir con ellas la alegría, el sabor de otros tiempos y la ilusión. Preciosas todas.


Fue un día realmente inolvidable lleno de todo lo que tiene que tener una Feria y acompañado del entusiasmo con el que la organización llenó cada rincón, cada instante, cada emoción... Gracias al Concello de Miño por mantener viva esta preciosa tradición. Gracias Catalina Morado por tu sonrisa e implicación y por tener siempre unos minutos para charlar. No hay palabras para expresar la fortuna de haber podido compartir esta nueva edición. ¡Ya espero la siguiente, segura de que aún será mejor y eso que es difícil, pues el listón ha quedado tan alto...!
























16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo