top of page
  • Foto del escritorbajoinfinitasestrellas

AMANDA BLACK. Una herencia peligrosa

Actualizado: 29 mar



Autores: Juan Gómez-Jurado y Bárbara Montes

Ilustraciones de David G. Forés

(191 pp.) – Penguin Random House Grupo Editorial, 2021


Amanda tiene 13 años y nos cuenta en primera persona cómo es su vida junto a su tía abuela Paula. Sus padres fallecieron cuando ella era un bebé y desde entonces, sus condiciones precarias las llevaron a vivir en un piso del que ya debían varios meses de alquiler. Un apartamento de una sola habitación y un baño compartido con su casero en un edificio que se caía a pedazos y que ella conocía a la perfección llegando incluso a esconderse en los lugares más insólitos para no ser vista y poder hacer con calma los deberes.

Lo que jamás imaginó es que un buen día, un desconocido le llevaría una carta. Esa carta sólo podría abrirla el día de su cumpleaños, justo a la hora y en el minuto exacto de su nacimiento.

Cuando Paula vio el sobre le dijo unas palabras que la dejaron helada. "-Amanda, creo que conozco esa letra... Y no estoy segura de que debas abrir el sobre. -Le temblaba la voz-. Todo lo que suceda de aquí en adelante será muy peligroso. Llevo todos estos años intentando mantenerte a salvo, segura. Lo que leas en ese papel puede cambiarlo todo.

La tía Paula estaba muy asustada. Nunca la había visto así, ni siquiera..." (Vid. Pág. 31).

La misteriosa carta era de sus padres y en ella le anunciaban que era la heredera de una inmensa mansión. Todo eran dudas en Amanda, no comprendía nada. Le habían dicho que sus padres habían fallecido en un accidente y justo ahora su tía abuela le confesaba que la avioneta en la que sobrevolaban el Himalaya había desaparecido y jamás se encontraron sus cuerpos, aunque sí la avioneta que había sido saboteada.

Todo aquello significaba un inmenso giro en su vida. "Después de un largo paseo llegamos frente a la verja de entrada de la mansión. Era enorme. Dos portalones daban acceso a la finca, que estaba rodeada por unos gruesos y altos muros de piedra coronados por puntiagudos adornos metálicos. La parte baja de las puertas era de hierro, con barrotes que escalaban hasta la parte superior. Entre los barrotes se entrelazaban gruesas tiras también de hierro. De cerca no podía verse, pero mientras nos acercábamos caminando, nos habíamos fijado en que esas gruesas tiras de hierro formaban una M y una B. Mansion Black." (Vid. pág. 43).

Allí las aguardaba el misterioso mayordomo Benson

...........(...En.... .construcción).....................Í.................






46 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page