top of page
  • Foto del escritorbajoinfinitasestrellas

Madre María Antonia de Jesús Pereira y Andrade (Cuntis)

Actualizado: 12 may



Junto al muro izquierdo de la Iglesia De Santa María Dos Baños de Cuntis, esta bonita figura recuerda a la beata María Antonia Pereira de Andrade que fue bautizada en ella en octubre de 1700 y hoy es también conocida como a Monxiña do Penedo.

Descendiente de una familia perteneciente a la antigua nobleza, cuando esta religiosa carmelita nace en Cuntis, sus padres habían perdido parte de esa posición social. Siendo la mayor de cuatro hermanos varones, su naturaleza fue siempre frágil y sólo vivió 60 años. De niña aprendió labores: el arte de hilar y hacer encajes con gran primor. Viendo su madre la estricta y severa educación que su padre le profería, decidió enviarla a vivir con una tía paterna que se ocupaba de educar niñas en su casa en Caldas de Reis donde la pequeña creció con sensibilidad y espiritualidad.

Tras casi dos años junto a su tía, regresa a su casa estando su padre gravemente enfermo en el monasterio franciscano de Herbón donde fallece meses después. Quedándose viuda muy joven su madre, la tía paterna le pide que la pequeña María Antonia de 10 años regrese a su lado y así es; mas, con la adolescencia llegarán momentos difíciles para ella.



Con catorce años se va a vivir a Bayona con su madre y sus hermanos. Siendo su madre ama de llaves de la colegiata, ella dedica su tiempo a tejer albas para el servicio de la iglesia entregándose a los pobres hasta que llega el momento de casarse y precisamente lo hace con un hombre que apenas tenía nada y así en 1722 contrae matrimonio con Juan Antonio Valverde. Pero, pronto se da cuenta de que su elección no había sido la correcta, aunque decide resignarse a ella y así, a los diez meses nace su primer hijo. En situaciones precarias, Juan toma por fin la decisión de emigrar y es ella quien se queda con el pequeño y a poco va adentrándose más y más en la Fe y la oración.

Pasados dos años y medio, regresa su marido y poco después nace su segunda hija. El parto fue difícil y él decide marcharse de nuevo, ya nunca volverán a convivir.

Poco a poco va profundizando más y más en la vida espiritual y son numerosas las jóvenes que acuden a ella para que las eduque, es en esos momentos cuando milagrosamente comienza a leer y escribir.

Siendo cada vez más y más fuerte su vocación y llamada, parte en busca de su marido (a quien ella llamaba "hermano") para comunicárselo, acompañada de tres de sus discípulas.

Su FE les lleva a ponerse en marcha con la idea de fundar un Carmelo en Galicia, pero los impedimentos fueron encadenándose y ella decide regresara a Madrid para tomar allí sus votos. Le preocupan sus hijos hasta que felizmente ambos ingresan en la Orden Dominicana y ella en el Monasterio de Carmelitas Descalzas del Corpus Christi en Alcalá de Henares. Recibiendo el hábito ese mismo día en una ceremonia a la que acudió su marido, ya por entonces fraile.

Ella es inmensamente feliz y profesan a ambos el mismo día de San José del año 1734. Siete años después es nombrada priora. Era el momento de retomar su empeño en Santiago. Y con gran esfuerzo, logra edificar por fin el monasterio. Enferma y agotada, decide que es la hora de renunciar a su cargo de priora. Su vida se va apagando lentamente hasta que el 10 de marzo, con 60 años, muere en Santiago.

.........

Un año antes de su muerte, el Padre de los Carmelitas, abogando por su santidad, inició un proceso de canonización que todavía hoy sigue abierto.



...............................


¿Qué ver también en Cuntis?

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page