top of page
  • bajoinfinitasestrellas

Pazo de Isabel II (O Roxal, Neda)


Tratando de conocer un poco más las tierras que abrazan Ferrol, es sorprendente perderse por las carreteras y hallar edificios con un pasado, una historia tan arraigada que tratar de remontarse a ella es todo un aprendizaje, una búsqueda de un tesoro, el hallazgo de nuestro pasado y lo que son nuestras raíces.

Neda posee un bonito casco antiguo de fachadas adornadas con escudos nobiliarios que constatan el abolengo de una población enriquecida que vivía por y para el mar.

Como ocurrió en otros núcleos urbanos de la zona, el siglo XVIII a la vez que inquietante, supuso un período próspero desde el punto de vista económico. "La actividad portuaria estaba condicionada por el movimiento y las necesidades, los talleres y hornos, lo estaban en función de la Armada: la industria naval y las nuevas industrias ilustradas, así como los molinos harineros del río Belelle, surtiendo a las abundantes panaderías, las factorías de curtidos, telares de lino para el velamen y los astilleros, aprovechaban el caudal de los ríos. La fábrica textil de Viladonelle, la fábrica de papel de Anca, la fábrica Nacional de Cobrería de Xubia abierta en 1790, están en relación con esas necesidades de la Armada.

La decadencia acontece motivada por cuestiones muy propias de la primera mitad del siglo XIX, la rivalidad entre absolutistas y liberales, entre conservadores y progresistas. En 1843 se construye la fábrica de hilados de O Roxal, conocida como Pazo de Isabel II, y con nuevos conceptos se trata de retomar aspectos aprendidos en décadas anteriores que parecían perdidos. (vid. pp. 20 y 21 del libro: Rías Altas. De Ferrolterra a Estaca de Bares. Autor: Felipe-Senén López Gómez. Diputación de A Coruña, 1995 - Ejemplar consultado en la Biblioteca Rialeda a la que agradezco una vez más su atención).

Por lo que he podido ir investigando, este edifico que hoy se encuentra en una ruina total, fue en su día una rentable fábrica textil. Obra del arquitecto Mario Valdivieso Mateo, fue inaugurada por los hermanos Veiga el 1 de julio de 1844. Tras su cierre y habiendo pasado por varios dueños, en 2008 el Ayuntamiento comenzó unas obras de reacondicionamiento que no llegaron a buen puerto. Siendo todavía propiedad privada, primeramente habría de conseguirse la cesión y luego, tras la rehabilitación, el Ayuntamiento pensaba en la posibilidad de un alojamiento rural con un balneario.  Me permito adjuntar el enlace a la noticia del periódico de La Voz de Galicia: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/2008/11/28/neda-inicia-tramites-rehabilitar-pazo-isabel-ii-dedicarlo-fines-turisticos/0003_7352389.htm que además recoge la importancia que tuvo esta fábrica, llegando a estar presente en la Exposición Universal de Londres de 1851 gracias a la calidad de sus productos.


" Dentro del primer inventario de 1867 constan una rueda hidráulica, 107 telares, 3 máquinas de bolino, dos tornos de limar, una regla de acero, una escuadra, 18 crisoles, 37 llaves de cigüeña para mover tornillos de 67 libras, dos estañadores, un torno, 29 piñones de 220 libras, 23 ruedas de engranaje de 620 libras, una sierra circular, depósito de madejas, escritorio, fragua actualmente con el techo semi derruido a pesar de los puntales que lo sostienen donde se ubica un antiguo carro de arado..." (http://www.estadepinga.es/2012/05/pazo-y-fabrica-textil-en-el-roxal-neda.html ) Me ha parecido muy curiosa y detallada esta información que recoge el blog al que os llevará el enlace y mi mente se ha parado en pensar en cómo sería un día durante su época de esplendor, cuánto ruido harían las máquinas, los empleados... ¡Cuánta vida entre sus paredes hoy recorridas por la verde hiedra! Os invito a que lo visitéis para ver algunas bonitas imágenes de su interior, así como datos relevantes de su extensión y edificaciones.


BUXA. Asociación Galega do Patrimonio Industrial recoge en una de sus publicaciones, con todo detalle, la historia de esta fábrica y el sueño de sus fundadores: el ferrolano Juan Veiga López y su hermano Tomás, quienes dedicados al comercio de géneros de algodón entre Paris y Cuba, deciden regresar a su tierra para continuar no con la exportación, sino con la fabricación. Visionarios valientes en un tiempo de riesgos e innovación. Tras su primera fábrica en Coruña, O Roxal fue el destino ideal para la segunda, pues le permitía aprovechar la energía hidráulica del río Belelle. A continuación, dejo el enlace a este excelente artículo que incluye imágenes del interior de gran belleza, signo de un pasado de gloria inolvidable para muchas personas del lugar y para todos los que hoy nos asomamos con sumo respeto a emprendedores de tal calibre, a fábricas que dieron de comer a cientos de familias y al progreso cuando muchas veces las trabas económicas y sociales eran obstáculos difíciles de salvar. (https://www.asociacionbuxa.com/2009/07/fabrica-de-tejidos-del-rojal/ )



450 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page