top of page
  • Foto del escritorbajoinfinitasestrellas

𝘊𝘙Ó𝘕𝘐𝘊𝘈𝘚 𝘋𝘌 𝘓𝘈 𝘛𝘖𝘙𝘙𝘌 𝘐. 𝘌𝘓 𝘝𝘈𝘓𝘓𝘌 𝘋𝘌 𝘓𝘖𝘚 𝘓𝘖𝘉𝘖𝘚



Autora: Laura Gallego

(271 pp) – Ediciones SM, 2022


Volver a Laura Gallego es volver a la fantasía contada de esa manera que te hace volar y soñar. Cuando me dejaron esta bonita colección ya sólo deseaba encontrar momentos para adentrarme en la torre y su magia, para ser uno más de los personajes que con tanto cuidado perfila su autora y descubrir mundos desconocidos para mí.



"Su instinto les decía que aquella noche no era una noche como las demás.

Tenían razón.

Justo cuando las paredes de la casa volvían a gemir quejándose de la fuerza del viento, un repentino grito rasgó los sonidos de la noche.

Y pronto la granja entera estaba despierta, y momentos más tarde un zagal salía disparado hacia el pueblo, con una misión muy concreta: su nuevo hermano estaba a punto de nacer, y había que avisar a la comadrona lo antes posible." (Vid. Pág. 7) ... Y aquella noche nació.


"La llamaron Dana, y creció junto a sus hermanos y hermanas como una más. Aprendía las cosas con rapidez y realizaba sus tareas con diligencia y sin protestar. Como la supervivencia de la familia, invierno tras invierno, dependía del trabajo conjunto de todos sus miembros, la niña pronto supo cuál era su lugar y entendió la importancia de lo que hacía.

Nunca la trataron de forma especial y, sin embargo, todos podían ver que ella era diferente.

Lo notaron en su carácter retraído y en su mirada grave y pensativa. Además, prefería estar sola a jugar con otros niños, era sigilosa como un gato y apenas hablaba.

Hasta que conoció a Kai.

Dana tenía entonces seis años. Aquel era un día especialmente caluroso, y ella se había levantado temprano para acabar su trabajo cuanto antes y poder pasar sentada a la sombra las horas de más sol." (Vid. pág. 9).


Desde ese día se hicieron inseparables, pero además de eso, algo especial los unía: sólo Dana podía ver a Kai, sólo ella lo escuchaba y es que él existía en un plano diferente.


Llegaron tiempos de más cosechas y hambre y con ellos, un hombre que vino a casa de Dana y de acuerdo con sus padres, se la llevó con él. Ella no comprendía hasta que, ya en la Torre, él le explicó que le enseñaría magia, que la había escogido a ella como aprendiz. Junto a este hombre, el Maestro, el elfo Fenris y la cocinera Maritta; con su yegua Lunasestrella y junto al inseparable Kai, Dana tejió una vida de hechizos.

Hasta el día en el que la aparición en sueños le dijo que debía encontrar un unicornio. Fue desde entonces que Aonia, quien habitaba la Torre antes de serle arrebatada por el que hoy se hacía llamar el Maestro, guió a Dana hasta él, hasta tan preciada criatura. La lucha estaba servida y Ania, que había muerto tiempo atrás, tuvo que servirse del pequeño cuerpo de la cocinera.


.................(En construcción)................


98 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page