top of page
  • Foto del escritorbajoinfinitasestrellas

ELIO. Una historia animatográfica

Actualizado: 14 ene





Autor: Diego Arboleda

Ilustrado por Raúl Sagospe

(237 pp.) – Editorial Anaya 2017

Todo es absoluta y posiblemente mágico en torno a Elio, el protagonista de esta novela llena de fantasía y a la vez de Historia. Este libro logrará que te cuestiones muchas de las cosas que sabes en torno al cine, te abandonarás a lo que va transcurriendo y al final de todo, el epílogo te aclarará las dudas que dejaste en el aire y cuyas respuestas acaban completando un maravilloso puzzle. Y lo que lo hace aún mejor... las ilustraciones te meterán de lleno en la trama y, al menos en mi caso, harán que muchas veces te quedes ensimismado con ellas y sus colores.



"Dicen que la auténtica magia desapareció en el siglo XIX y fue sustituida por los adelantos técnicos. Elio no estaría de acuerdo." (Vid. Pág. 11).

Estas son las primeras líneas y la puerta que abre toda la magia que vendrá a continuación. Estamos en un momento histórico, concretamente mediados - finales del siglo XIX, lleno de adelantos en cuanto a la luz, la animación y a la invención de aparatos hoy conocidos y utilizados como el teléfono, el gramófono, el telégrafo y... el cinematógrafo y viviremos todos ellos junto a la magia, ilusión y fantasía del circo.

Nuestro protagonista, Elio, es un niño huérfano muy muy pobre que vive en un hogar para niños abandonados y sin familia. Elio, jamás imaginó que su vida le depararía una aventura sin igual que le enseñaría que "la magia se encuentra en sitios muy diferentes: sobre un escenario, o en la distancia llena de gotas que hay entre dos personas cuando llueve. También en un golpe de viento al atardecer y en el interior de los violines, especialmente los violines sin cuerdas." (Vid. pág. 13).



Habiendo fallecido sus padres en el incendio de una fábrica, Elio vivía en el Orfanato Triplántido de los Frailes de la Orden Romana de la Última Protección, un hospicio dirigido y regentado por el cruel padre Priorini que tenía esclavizados a los niños haciéndolos cuidar a los animales, apenas sin alimento y en condiciones severas e insalubres. Pero... su suerte cambia cuando el matrimonio Boj formado por el célebre y reputado oftalmólogo Práxedes y su mujer Jocunda, acuden, observan a los pequeños y deciden adoptar a Elio tras un curioso suceso en el que ella pierde una pulsera que el muchacho recupera en un acto que tiraría por tierra las afirmaciones del malvado Priorini que decía que era casi ciego y apenas veía.

Al irse a vivir a una bonita casa junto al afamado circo LE PRICE, formar parte de una familia, que Práxedes le explicase qué le ocurría desde nacimiento para ver todo en blanco y negro y ponerle unas maravillosas gafas... Elio descubre todo un mundo.

A escondidas de los ahora sus padres, pues Práxedes un hombre de ciencia, no creía en la magia y no admitía el asombro ocasionado por el espectáculo del circo; el pequeño se asomaba cada noche y poco a poco fue conociendo a los personajes con los que vivirá toda una intriga y sin saberlo, salvará a la Ciencia. Hablando de intriga, de descubrir... He disfrutado todos y cada uno de los inventos. Por ejemplo: EL TAUMATROPO, peculiar objeto que tenía un dibujo en cada lado y dos cordones. Los dos dibujos incompletos, de tal manera que al hacerlos girar a gran velocidad, ambos se mezclaban en uno solo. Así, en la página 76, Elio logró que el pajarito que tenía dibujado en uno de los lados, apareciese dentro de la jaula que estaba en el reverso, tan solo con girarlo a gran velocidad. Pura magia con la que sigo soñando...


La trama se llena de acción cuando asistimos a la rivalidad entre el ANIMATÓGRAFO y el CINEMATÓGRAFO. Cuando los ilusionistas del circo junto a Elio por un lado y los Hermanos Lumière por otro, prepararon y desearon ser los primeros en presentar ante el público ambos inventos. Los unos en el circo, los segundos tras encargárselo a su mejor camarógrafo, Promio, ante la familia real.

Pero como todo buen momento histórico, siempre hay imprevistos, en este caso... señoras con paragüas, raptos y otros sortilegios, que lo harán todo más difícil.

Te dejo con la intriga y con las ganas de saber quién inventó realmente el cine. Disfrutarás leyendo y asentirás con las líneas del epílogo y LO MEJOR, en todo momento... la magia estará en ti.






73 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page